lunes, 22 de febrero de 2010

"ÁGORA" CONTRA EL ULTRACATÓLICO (PRÓXIMO ESTRENO EN SUS PEORES PESADILLAS)



Buscando en Internet información sobre la película Ágora, he tenido la desdicha de ir a dar con una página llamada infoCatólica en la que aparece un comentario acerca del film que resulta todo un dechado de ecuanimidad. Vaya por delante que a mí personalmente la película en cuestión no me parece gran cosa, aunque posee el mérito indudable de recuperar un personaje injustamente olvidado y de retratar un momento histórico escasamente tratado en el cine; ni Amenábar es a mi juicio un director sobresaliente, más allá de su acertada visión comercial (su mejor obra nos la ofreció con Tesis, su opera prima). Pero veamos los "argumentos" de Pedro Fernández Barbadillo, responsable del exabrupto al que hacemos mención (sujeto que, por cierto, presenta un inquietante parecido físico con Federico Jiménez Losantos... ¿la invasión de los ultracuerpos?). Extracto (texto en cursiva) y comento:

"Se estrena este fin de semana esta mamarrachada subvencionada y su director ya la está enterrando. (...) El batacazo va a ser de aúpa. Y el legionario Amenábar ha empezado a buscar excusas para su fracaso."

Como sabemos a día de hoy, Ágora no sólo ha disfrutado de éxito de taquilla y crítica, sino que ha arrasado en los premios Goya. Tampoco es que todo esto sea garantía de nada pero, vaya, como para augurar su "entierro" o hablar de fracaso... Aquí el autor confunde sus deseos con la realidad, lo cual no es de extrañar pues resulta idiosincrático en cualquier creyente.

"(...) Alejandro Amenábar (¡a ver si te afeitas y peinas, majete!) (...)".

Una objeción al autor muy racional y madura, como es fácil apreciar (si tu mente tiene más de ocho años, claro). Esto se llama falacia ad-hominem.

"(...) no hay ni un revolcón, (...)".

¿Es eso un handicap para una película?. Me temo que aquí el ultracatólico delata a su pesar los traumas producidos por la excesiva represión propia de su alineamiento ideológico. Desde aquí, no podemos menos que dirigirle un consejo: menos rezar y más follar, todo es empezar.

"(...) la trama es mentira (...)".

Sencillamente, es mentira que la trama sea mentira, y muy fácil decirlo sin comprometerse a presentar cuáles serían los hechos auténticos según el escribiente. Lo único que se altera en la película con respecto a la realidad histórica son los detalles de la muerte de la protagonista, supongo que por una cuestión de estética cinematográfica y/o conveniencias de guión: en la película es asesinada cuando aparenta poco más de la treintena, y en realidad murió a edad más avanzada; en la película es conducida por sus ejecutores a un recinto, y en realidad fue sorprendida en plena calle. Pero lo esencial y lo que supongo que molesta a nuestro comentarista, los autores y motivos del crimen, es rigurosamente cierto. Por cierto, los piadosos cristianos no la lapidaron, como se muestra en la película, sino que la descuartizaron viva (pocos superan a los fundamentalistas religiosos en espíritu gore). A estudiar Historia, majo.

"(...) insulta a los cristianos."

Esto también es mentira. En primer lugar porque una crítica no es necesariamente un insulto; sólo lo puede entender así quien se cree en posesión de la verdad absoluta y por lo tanto ajeno a toda posible crítica. Y en segundo lugar porque en realidad la crítica va dirigida hacia el fanatismo religioso y la irracionalidad intolerante. De hecho, dos de los personajes positivos de la película (el ex-esclavo Davo y el prefecto Orestes) son cristianos. Pero, como se suele decir, el que se pica ajos come.

"(...) se ha filmado gracias a las leyes con las que ZParo (he escuchado burlas de patio de colegio menos pueriles y más ingeniosas) paga a la banda titiritera (por si alguien no lo ha pillado, se refiere a los trabajadores de la industria del cine. Como decíamos, ecuanimidad ante todo)."

"Espero que la leche sea de la magnitud de la que se pegó Camino."

Otra película que tiene como objeto de su argumento el catolicismo. Qué casualidad que tampoco fuera de su agrado. ¿O será que este individuo sólo quiere que le cuenten lo que le gusta oír (otra característica, por cierto, muy propia de los creyentes)?

"Yo voy a ver "Katyn", para variar: una historia real y unos malos -los rojos- de verdad." 

Aquí, ya, sin comentarios; un maniqueísmo tan infantil y superficial no los merece. Por cierto, la tal película Katyn (que yo también tengo ganas de ver en cuanto tenga ocasión) trata sobre una ejecución masiva de polacos llevada a cabo por la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial. Confundir socialista (que supongo que eso entiende el autor por "rojo") con soviético o pro-soviético a estas alturas sólo puede ser ignorancia o demagogia (en este caso, me decanto por lo segundo).

Quien quiera irse a la fuente original por si sospecha que he manipulado algo, la encontrará en http://infocatolica.com/?t=opinion&cod=4464, aunque no lo recomiendo en el caso de que valores tu salud mental.

Como anécdota, comentar que al intentar abrir otra página con referencias a Ágora supuestamente del mismo cariz que la anterior (primeroscristianos.com) mi antivirus me ha mostrado una escandalosa alarma (y aseguro que esto es verídico). Hasta el software (que no tiene ni alma, el pobre) se da cuenta de dónde se encuentran las ideas dañinas.


                                         El despeinado y desafeitado Amenábar, ente diabólico donde los haya (¡a la hoguera con él!).


domingo, 7 de febrero de 2010

BOLONIA NO NOS QUIERE



 

Recientemente visitó mi instituto la vicerrectora de estudiantes de la Universidad Miguel Hernández (Elche, Alicante) para ofrecer al alumnado de 1º de Bachillerato una charla sobre orientación en estudios superiores (básicamente, y hablando claro, para hacer un publirreportaje). Además de su chocante fobia a los micrófonos (que inmediatamente me llevó a recordar a Freud), me llamó la atención que al exponer el repertorio de titulaciones de su alma mater brillaran por su ausencia disciplinas como Historia, Filología o (faltaría más) Filosofía. Me quedé con ganas de pedir turno de palabra para plantear la cuestión, pero no quería poner en un apuro a una chica tan maja, que después de todo no había venido más que a realizar su trabajo de promoción cual agente comercial de empresa de telecomunicaciones o testigo de Jehová (¿pero por qué mis padres harían de mí un tipo tan educado?). La razón de tal marginación es clara: al ámbito empresarial privado, el cual han de nutrir los futuros titulados del Espacio Europeo de Educación Superior ("boloñeses" para los amigos), no le interesan estas especialidades. Uno tenía la idea equivocada de que la universitas constituía primordialmente un espacio de investigación y de difusión del saber, y sólo en segundo lugar un abastecedor del mercado laboral, pero parece ser que en realidad esos términos se encuentran invertidos. Después de todo, ¿para qué necesitas pensar mientras puedas producir y consumir y a nadie le escandalicen las faltas de ortografía que plagan los SMS que envías a Gran hermano?


¡GAUDEAMUS IGITUR!




lunes, 1 de febrero de 2010

SUICIDIO HOMEOPÁTICO MASIVO: TODOS VIVOS Y BIEN, GRACIAS





¿Es la homeopatía un timo? Indudablemente, sí. Esta llamada medicina alternativa se fundamenta en postulados carentes de la más mínima validez científica y que incluso atentan contra la lógica más elemental, además de no haber demostrado nunca su eficacia de la manera rigurosa que es exigible. Sin embargo, increíblemente (el poder del marketing), ha logrado una amplia y sólida difusión, hasta incluso lograr infiltrarse en el ámbito de la medicina oficial: no son pocos los médicos "de verdad" que recetan remedios homeopáticos o las farmacias en que se expiden.

Los supuestos "medicamentos" homeopáticos no son más que placebos carentes de cualquier sustancia activa. Contra el llamado principio de la carga de la prueba, fundamental en la ciencia, han tenido que ser sus detractores quienes se ocuparan de demostrarlo empíricamente. El pasado día 30 se llevó a cabo un intento de suicidio homeopático masivo convocado por la británica Merseyside Skeptics Society, el llamado "evento 10:23". Bajo el lema de la campaña en que se inscribe el evento, "10:23. Homeopatía: no contiene nada", fueron convocados 300 miembros de esta asociación escéptica, junto con representantes de organizaciones de defensa de los consumidores, para reunirse a las 10:23 horas (hora británica) con el objeto de ingerir una sobredosis de medicamentos homeopáticos. Finalmente, fueron muchos más los suicidas a lo largo de diversos puntos de Inglaterra. La sociedad española Círculo Escéptico decidió sumarse a esta iniciativa reproduciendo el experimento en nuestro país exactamente en el mismo momento que los británicos (día 30 de enero a las 11:23, hora española). ¿Cuál era el objetivo de esta acción? Si estuviésemos hablando de medicamentos de verdad, los participantes se expondrían a sufrir los graves efectos de una sobredosis, pero teniendo en cuenta las características de los productos homeopáticos, lo que estaba previsto que sucediese era, sencillamente, nada. Bien, pues el "envenenamiento" se llevó a a cabo y... ¿qué fue lo que ocurrió? Efectivamente (¡oh, sorpresa!): NADA (quizás, en todo caso, los efectos propios de una indigestión de caramelitos). Con ello ha quedado definitivamente probado algo que ya sabíamos y que en realidad ni siquiera era necesario demostrar de esta manera: que la medicina homeopática no produce efecto ninguno, siendo totalmente inocua.

Estamos convencidos de que los adalides de la homeopatía ya habrán preparado una apropiada explicación para este fenómeno que ponga a salvo la validez de sus "teorías" (y sus cuentas corrientes, por supuesto), y también de que esa explicación estará tan plagada de absurdos y de falsedades científicas como todo lo que sostienen.

Como una imagen vale más que mil palabras, los compañeros de Círculo Escéptico nos han dejado testimonio visual del acontecimiento:




Algunos de los amigos ingleses diciendo adiós a la vida.


Y NUESTRAS MÁS RECIENTES OCURRENCIAS...



ESTE BLOG ESTÁ DEDICADO A QUIENES NUNCA "MIRAN POR LA VENTANA" (PORQUE ABANDONEN SU CONFORMISMO Y SU DESIDIA)