domingo, 20 de diciembre de 2009

¿POR QUÉ? (2)



Toda una clase pega en Italia a un niño con síndrome de Down. 
Fuente: www.el-refugio.net. Publicado: 14 de noviembre de 2006.

Un vídeo terrible ha desatado la alarma en Italia, que también hace cuentas con el aumento de la violencia y la crueldad escolar. Las imágenes fueron difundidas por Internet y rápidamente se elevaron en las listas de las más descargadas en el buscador Google, que situó el espeluznante espectáculo en la categoría de «vídeos divertidos».

   En la grabación se puede ver cómo una clase entera de instituto, con alumnos de entre 17 y 18 años, agrede y humilla a un indefenso muchacho con síndrome de Down que se había defecado en los pantalones. Las imágenes son tan fuertes que las asociaciones de discapacitados y el propio Gobierno italiano se han referido a ellas como un acto de «tortura».
    El vídeo es breve. Dos alumnos aprovechan que el profesor no está en clase para hacer entrar a la víctima. Lo intimidan y le obligan a darse la vuelta, mostrando sus pantalones y evidenciando que se había defecado encima. Uno de ellos comienza a abofetearlo y a lanzarle puñetazos a la tripa. Cuando el muchacho, que atiende al nombre de Mario, intenta defenderse, decenas de voces chillan y le cae alguna que otra patada. Después lo conducen hasta la pizarra y comienza un juego que varios identifican como «el lanzamiento», una práctica que, según refleja el vídeo, no es la primera vez que se lleva a cabo. El espectáculo consiste en lanzar contra el pobre Mario todo tipo de objetos, mientras un coro ríe y se burla de sus protestas.
   Lo que más preocupa a las asociaciones y al Gobierno es que ninguno de los alumnos presentes se opone a los agresores durante el vídeo. Es más: casi todos aplauden y ríen el salvajismo. Una niña se abanica con un periódico y, sonriendo a la cámara, comenta «¡Qué asco. Se ha cagado encima!». Otro dibuja símbolos nazis en la pizarra y escribe frases cruelmente irónicas: «Nos sensibilizamos con los culos diferentes». Un tercero, haciendo que habla por teléfono, chilla: «Hola, somos de Vividown, uno de nuestros mongolos se ha cagado encima y no sabemos qué hacer porque el olor nos entra en las narices». Tan sólo uno de los alumnos muestra un tímido rechazo, intentando perder la mirada en un libro para no asistir a la cruel escena.
   El caso ha suscitado tal alarma que el ministro de Educación, Giuseppe Fioroni, ha decidido encargarse personalmente. Su gabinete se ha instituido como parte legal y ha denunciado tanto a los agresores como a quien grabó y difundió el vídeo por la red. Paralelamente, las magistraturas de Roma y Milán se han puesto en marcha para localizar a los salvajes, ya que por el momento se desconoce su identidad.
   Según datos recientes, el «bullying» o acoso escolar afecta a un 42,3 por ciento de los alumnos italianos. Es decir, casi la mitad de los niños y adolescentes en edad escolar se siente amenazado por sus compañeros. El ministerio de Educación considera que la situación podría convertirse en una «emergencia social» si no se le pone remedio.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Y NUESTRAS MÁS RECIENTES OCURRENCIAS...



ESTE BLOG ESTÁ DEDICADO A QUIENES NUNCA "MIRAN POR LA VENTANA" (PORQUE ABANDONEN SU CONFORMISMO Y SU DESIDIA)